Asesores IOL

Short description of the blog

Destacados de la carta anual a los Inversores de Berkshire Hathaway, de Warren Buffet

Por Matias Coppari, Asesor Financiero en InvertirOnline.com

Warren Buffett es uno de los empresarios e inversionistas más reconocidos y exitosos, y como consecuencia es dueño de una de las fortunas más importantes del mundo. En la actualidad, es el accionista más grande y el director ejecutivo de Berkshire Hathaway, un  holding que es dueño de forma total o parcial de varios grupos empresariales.

Berkshire Hathaway aumentó su valor en 2018 frente a una pérdida del 4,4% del S&P 500. Así, desde 1965, la acción de Berkshire Hathaway se ha revalorizado a un sorprendente ritmo anual del 20.5% frente al 9.7% del S&P 500. 

En su rol de director ejecutivo y –como ya es costumbre-, todos los años envía una carta a los accionistas de Berkshire Hathaway donde muestra los resultados anuales y expone los principales motivos de éstos. Debido a su reconocido éxito como inversor, su carta es esperada y leída por miles de personas en búsqueda de enseñanzas y de su visión de mercado.

Al empezar la carta de este año, Warren Buffet nos indica que los sistemas contables no son la mejor manera para medir la evolución de su compañía y que prefiere centrarse en sus beneficios operativos para eliminar el ruido de las normas contables.

Nos indica que desconoce cómo van a comportarse las acciones la semana que viene o el próximo año; que predicciones de este tipo nunca han sido parte de sus actividades. Su atención se centra en calcular si una empresa vale más que su precio actual de mercado. Más adelante, Warren nos muestra qué indicador le parece el más atractivo de su propia cartera: ganancias de un 20% sobre el capital tangible neto requerido para que las mismas operen. Claramente, esta es una cualidad que deberíamos buscar si queremos invertir “a la Warren”.

Continúa mostrándonos cuál es su objetivo primordial a la hora de decidir una inversión: comprar en parte o en su totalidad, negocios hábilmente administrados, que posean una favorable y duradera capacidad económica. Además, dichas compras deben ser realizadas a precios sensatos.

Otro de los puntos claros de la carta, se refiere a que como accionista, él prefiere recompras de acciones antes que recibir dividendos. Cuando una empresa realiza una recompra de acciones propias, como disminuye acciones en circulación, los que mantienen sus acciones aumentan su participación en la compañía. Warren indica que realizará sistemáticas recompras de las acciones de Berkshire cuando su valor de mercado se encuentre por debajo de su valor intrínseco.

Para explicar el éxito de su negocio, sostiene que además de las formas comunes de financiamiento como deuda y capital, en Berkshire tienen dos adicionales: los fondos recibidos por parte de su negocio de seguros y por último impuestos a las ganancias diferidos. En el caso de deuda, indica que la utilizan muy poco. Para el capital, vuelve a destacar que si hubieran aplicado una política de dividendos agresiva nunca hubieran podido construir los 349 mil millones de capital que hoy tiene Berkshire. Los fondos de seguros provienen principalmente de Geico, la aseguradora de autos número dos en Estados Unidos. Para los impuestos a las ganancias diferidos, destaca que es un financiamiento sin intereses.

A continuación se muestra la lista de sus 15 inversiones en acciones con el mayor valor de mercado al 31/12/2018:

Para finalizar la carta, Warren nos indica que buena parte de su éxito se debe al empuje que ha tenido EEUU a pesar del nivel de deuda que acumula. En los últimos 77 años la deuda se ha multiplicado por 400. En estos 77 años ha habido periodos de elevada inflación, tipos de interés al 21%, guerras, burbujas inmobiliarias y bursátiles, una gran crisis financiera global y otros problemas. Para graficar el empuje de EEUU, Warren nos compara una inversión en oro y una inversión en el S&P para el mismo período.

Si hubiera comprado oro, su capital durante este periodo se habría multiplicado por 37. Sin embargo, si hubiera confiado en que el sistema americano funciona a largo plazo y hubiera invertido hace 77 años en un fondo sin comisiones que replique el S&P 500 su dinero se habría multiplicado por 5288 o 143 veces más que el oro.

Esta carta reafirma su perfil de inversor, Warren Buffet apuesta al largo plazo y al valor intrínseco y real de un negocio y no a negocios momentáneos.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Add comment

Loading