Asesores IOL

Short description of the blog

¿Qué es un ETF? ¿Cuáles son sus ventajas?

Por Luciano Tommasi, Asesor Financiero en invertirOnline.com

Los Exchange Traded Funds (por sus siglas en inglés) son fondos de inversión que tienen la particularidad de cotizar en bolsa. Más específicamente, en la Bolsa de Estados Unidos. Su gestión es pasiva ya que su objetivo es replicar un rendimiento, ya sea de índices, commodities, sectores o incluso de diferentes mercados.

En su lógica son similares a un fondo común de inversión ya que ofrecen exposición a un portafolio administrado, altamente diversificado pero, a diferencia de éstos, sus costos de administración son mucho más bajos y operan como si fueran acciones, es decir, se pueden comprar y vender en el intradiario, sin esperar a la valuación de la cuotaparte al final del día como ocurre con los FCI. Para los inversores, los ETFs combinan las ventajas de los fondos de inversión y de las acciones.

Entre las ventajas de operar este tipo de instrumentos en el mercado de Estados Unidos, es importante destacar su efectividad en costos; su elevada liquidez; el grado de diversificación que ofrecen;  así como su transparencia y flexibilidad.

Al ser administrados bajo una estrategia pasiva, los ETFs suelen tener comisiones de gestión más bajas que los fondos activos, resultando más baratos que muchos fondos de inversión tradicionales. A modo de ejemplo, los costos de administrar el ETF que replica el rendimiento de mercados emergentes (EEM) ascienden a 0,67% anual versus costos de administración de fondos comunes de inversión que rondan el 3% aproximadamente.

Claro está que es más sencillo obtener retornos anuales positivos partiendo de los costos de gestión de un ETF que debiendo cubrir el costo mínimo de administración de un FCI.   La baja comisión de administración posibilita  obtener mayores rendimientos.

Por otro lado, teniendo la posibilidad de comprar y vender ETFs en cualquier momento durante la sesión bursátil, se convierten en instrumentos de elevada liquidez, evitando así posibles retrasos y precios desconocidos, que aún son habituales en otros tipos de inversiones colectivas.

Adicionalmente, para replicar la rentabilidad de un determinado subyacente, como podría ser un índice bursátil, los ETFs deben incorporar todos los instrumentos que lo componen. Al estar invertidos en una cartera amplia de valores, ofrecen un nivel de diversificación elevado. Esta característica es clave, ya que permite al inversor realizar un importante ahorro en costos de operación dado que logra diversificar su portafolio realizando una única transacción.

Los ETFs ofrecen también la posibilidad de apalancarse así como de apostar a la baja de un determinado índice o activo, tornando la operatoria muy flexible. Existen ETFs que siguen la evolución de la mayoría de los principales índices de acciones, bonos, materias primas y otros tipos de activos, proporcionando a los inversores un acceso eficiente a muchos mercados.

Finalmente, ingresando a webs especializadas en el análisis de este tipo de instrumentos, podrá visualizar en cada momento, la totalidad de las tenencias y ponderación de cada una de ellas en el portafolio administrado, no siendo necesario aguardar hasta el final de la rueda para conocer su composición detallada.

En conclusión, aquellos que busquen invertir en el mercado de Estados Unidos, sin incurrir en elevados costos de operación y accediendo a los beneficios de una cartera administrada, tendrán la posibilidad de optar por una innumerable variedad de ETFs que se adaptan a cada perfil de riesgo y objetivo de inversión. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Add comment

Loading