Asesores IOL

Short description of the blog

¿Qué es una OPI (Oferta Pública Inicial)? Análisis caso UBER

Por Luciano Tommasi, Asesor Financiero en invertirOnline.com

Las empresas que buscan financiamiento a gran escala en el mercado de capitales pueden obtenerlo principalmente de dos maneras: emitiendo deuda o vendiendo acciones a cambio de los fondos necesarios para aplicar al desarrollo de sus proyectos.

En su salida a Bolsa la compañía puede ofrecer acciones que tenía previamente emitidas por lo que en ese caso no existiría aumento de capital; o realizar una nueva emisión de acciones que se adicionarán luego al capital preexistente. Es decir, la empresa abre su capital al público inversor, vendiendo parte del mismo en forma de acciones, aceptando nuevos socios dentro de su estructura de capital.

Para determinar el precio de colocación de las acciones en el mercado primario, las entidades que ofician de colocador realizan una valuación de los estados contables de la emisora buscando un precio conveniente al cual se espera que se pueda concretar la operación con éxito. Se define un rango de precios de referencia y en base a las ofertas recibidas en el período de colocación se determina el precio de colocación definitivo.

Al realizar una OPI las compañías pasan de ser privadas a públicas dado que a partir de ese momento están obligadas a presentar sus balances de forma periódica, así como cualquier otra información que los organismos de control consideren relevante.

Siendo un inversor minorista, no es sencillo participar de la colocación primaria de las acciones dado que los colocadores reservan este segmento para inversores institucionales o calificados. Una vez finalizada la OPI, las acciones comienzan a cotizar en el mercado secundario, en el que los precios fluctúan en función de la oferta y demanda.

Un inversor debe tener en cuenta que, hasta lograr la estabilización de la cotización en el mercado secundario, es posible observar elevada volatilidad en el precio de las acciones de una compañía que realizó una oferta pública inicial. Por lo tanto, una transacción de esta naturaleza puede ofrecer interesantes oportunidades aunque no se debe perder de vista el riesgo de la operación.

Caso UBER

El jueves 9 de mayo UBER realizó su OPI (Oferta Pública Inicial) en la Bolsa de Estados Unidos.

Ofreciendo 180 millones de acciones, con un rango de precios establecido como referencia que iba de USD 44 a 50 por acción, UBER buscó obtener USD 9 mil millones para aplicar a un plan de expansión de sus operaciones.

Actualmente, su principal segmento de operación se denomina Personal Mobility. Tal como lo conocemos en Buenos Aires, conecta a pasajeros con choferes. Con el aporte de nuevos capitales, se buscará desarrollar aún más el acceso a bicicletas y scooters eléctricos.

Adicionalmente, la compañía ofrece el segmento Uber Eats (delivery de comida) en 500 ciudades y tiene como objetivo ampliar la oferta del servicio a 200 nuevas ciudades en las que ya desarrolla su actividad principal.

Finalmente, buscará potenciar el segmento Uber Freight (servicios de logística) que hoy representa el 1% de los ingresos de la compañía.

El precio de colocación definitivo fue de USD 45 por acción, por lo que la compañía obtuvo USD 8.100 millones en la transacción. Sin embargo, tras los primeros días de cotización, la performance de la acción fue negativa ya que registró caídas superiores al 11%, registrando precios por debajo de los USD 40.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Add comment

Loading